Radioenlace vs Fibra óptica

Que levante la mano aquel que dedicándose a la venta de equipamiento de banda ancha inalámbrica no se haya encontrado con esta pregunta en un cliente. ¿Qué tiene tu radioenlace que no tenga la fibra óptica? Sí, otra de esas preguntas que el cliente piensa que tiene una solución tan fácil como decir que uno es FullHD y el otro no. Esas preguntas a las que a mí tanto me gusta intentar ponerle respuesta. Obviamente la respuesta ni es tan sencilla ni puede darse en un monosílabo. Como me he hartado de decir en artículos similares todo depende del escenario del proyecto que estemos contemplando y de las necesidades del mismo. Por eso os propongo que como ya hiciéramos con el combate entre la banda licenciada y la banda libre hoy evaluemos punto por punto los beneficios que una y otra tecnología pueden aportar a nuestros proyectos.

Por una simple cuestión de equiparar rendimientos tomaremos como referencia para la tecnología radioeléctrica el empleo de enlaces FDD en banda licenciada.

Ingeniería

Las labores de ingeniería asociadas a un proyecto de fibra óptica se basan básicamente en tres elementos: tipo de fibra a emplear, electrónica de red necesaria y disponibilidad de canalizaciones. De entre las tres las dos primeras son labores que apenas representan complicación dado que disponiendo de información de las necesidades del cliente, la distancia y poco más podríamos definir tanto el cable necesario como los módulos que necesitaríamos para integrar el mismo en la electrónica de red.

Algo más complejo es el tema de la canalización. Y es que en este tipo de proyectos más que nos pese en la mayoría de ocasiones debemos basarnos en información contenida en cartografía o en intuiciones del cliente acerca de la disponibilidad de canalización. Si durante la fase de ejecución nos llevamos la desagradable sorpresa de que los planos no reflejan la realidad o de que el cliente no sabe que sus canalizaciones están totalmente obstruidas tendremos que recurrir a trabajos de obra civil. Por otro lado será necesaria durante esta fase la gestión de los diferentes permisos requeridos para hacer uso de canalizaciones que habitualmente no serán propiedad del cliente (a no ser que se trate de un organismo público o un proveedor de servicios).

Radioenlace

La ingeniería requerida por un radioenlace contempla por un lado el replanteo y análisis de los emplazamientos de los dos extremos del enlace de cara a definir la forma de acometer la instalación. En segundo lugar en base a las necesidades del proyecto sería necesario definir el equipamiento necesario a nivel de frecuencia, capacidad, disponibilidad y funcionalidades. Por último dado que estamos contemplando hacer uso de una banda de uso privativo necesitaremos generar la documentación necesaria para que la SETSI valide y reserve el uso de la frecuencia contemplada para el despliegue.

Conclusiones

La dificultad en esta fase de ingeniería depende en gran medida de las distancias que necesitemos cubrir con la infraestructura a desplegar, sobretodo en el caso de la fibra. En el caso de un radioenlace la distancia a cubrir no afectará a la ingeniería más que en el ajuste fino de la disponibilidad y elección de la frecuencia y sistema radiante óptimo. En el caso de la fibra un tendido de kilómetros requiere de una importante inversión de tiempo a la hora de planificar canalizaciones y posibles trabajos de obra civil. Por todo ello, RADIOENLACE WINS.

Instalación

Fibra óptica

En lo referido a la instalación, la fibra óptica no ofrece mayor complicación que la derivada de una canalización en mal estado o la necesidad de acometer trabajos de obra civil. En el caso de disponer de una canalización óptima o que no sea necesario acometer trabajos de obra civil el tendido puede realizarse de forma sencilla y sin la necesidad de invertir demasiado tiempo. Una vez terminado el tendido es necesario acometer trabajos que sí requieren un mayor nivel de cualificación o especialización tales como el fusionado o conectorización de las fibras. Y no es que se necesite ser un ingeniero atómico para llevar a cabo esta tarea, pero lo que sí se necesita es una maquinaria específica (y cara) para realizar correctamente esta tarea. Existen en el mercado numerosas empresas que ofrecen estos servicios, con lo que no debe ser considerado como un problema a la hora de llevar a cabo la instalación. Durante esta fase es importante hacer mención a la relación directa existentre entre los tiempos de despliegue y la distancia del tendido, ya que como es obvio a mayor distancia a cubrir más tiempo o recursos necesitaremos para llevar a cabo los trabajos.

Radioenlace

La instalación de un radioenlace ofrece principalmente dos peculiaridades: la necesidad de realizar trabajos en altura y la posible necesidad de requerir grandes sistemas radiantes para cubrir las necesidades del proyecto. En el caso de que los tamaños de las antenas no superen los 120cm los trabajos no presentan excesiva dificultad, si lo superaran sería necesario contar con un importante número de recursos (3 o 4 personas) e incluso con algún elemento de elevación mecánico que ayude con la elevación de unos elementos cuyo peso sobrepasa los 100 kg.

Conclusiones

Como conclusión en este apartado podríamos decir que es difícil que a la hora de llevar a cabo los trabajos de instalación de un radioenlace podamos encontrarnos con inconvenientes si durante la fase de ingeniería se ha realizado un adecuado diseño de la instalación. En el caso de la fibra óptica la situación es diferente dado que durante los diferentes tramos de la canalización es altamente probable encontrarnos con obstrucciones o cambios sobre el plano que ha servido como base al diseño. Al margen de esta aleatoriedad en cuanto a la previsión de los trabajos asociados a un tendido de fibra hay que tener en cuenta que los los mismo dependen en tiempo y complejidad de la distancia a cubrir, mientras que en un radioenlace los mismos son independientes de la distancia a cubrir ya que únicamente tenemos que actuar en dos emplazamientos. Por todo ello, RADIOENLACE WINS

Configuración y puesta en marcha

Fibra óptica

La fibra óptica ni siquiera requiere esta fase dado que se trata de un medio no gestionable, ya que las actuaciones referidas a la misma se harán en la electrónica de red y no van más allá de conectorizar los transceptores ópticos y habilitar los puertos en el caso de que sea necesario.

Radioenlace

En la puesta en marcha de un radioenlace será necesario ajustar parámetros en base a las necesidades definidas tanto por el permiso que habrá facilitado la SETSI (potencia transmitida, ancho de canal, frecuencia de trabajo,…) como a las necesidades del cliente (direccionamiento IP, VLAN, QoS,…). Dichos trabajos requerirán de la intervención de un perfil ingeniero especialista para asegurar la correcta entrega del enlace.

Conclusión

En esta fase indudablemente la fibra óptica ofrece un nivel menor de complicación dado que no requiere actuación alguna. Por lo tanto, FIBRA ÓPTICA WINS.

Disponibilidad

Fibra óptica

Una de las características diferenciales de la fibra óptica es su nivel de disponibilidad. Básicamente podríamos decir que si una fibra es comprobada y certificada como es debido y no intercede obra alguna que decida hacer trizas alguna canalización con esos preciosos cables colgando o si nadie se pone a jugar con los cables que se ven por las arquetas, la disponibilidad de la fibra es del 100%.

Radioenlace

En un radioenlace la disponibilidad de las comunicaciones está sujeta al estado del medio físico (climatología, distancia,…) así como a los diferentes elementos activos que intervienen en la comunicación (antena, radio, cable, módem,…) y que podrían ser foco de avería. En lo relativo a la meteorología la mayoría de los equipos ya disponen de mecanismos que permiten adaptar la capacidad de los enlaces a las condiciones del mismo de cara a mantener de forma constante la disponibilidad de los vanos (Modulación Adaptativa). En cuanto al resto de elementos es obvio que cuantos más elementos añadamos a nuestro sistema más puntos de fallo tendremos y una fuente de alimentación o un módem pueden producir una avería que dé al traste con nuestro enlace. Para evitarlo pueden aplicarse mecanismos de redundancia que permitan amortiguar sus consecuencias con lo que en este aspecto podemos concluir que la disponibilidad de los enlaces estará sujeta al medio físico y no a los diferentes elementos activos que componen el enlace.

Conclusión

A pesar de que ambos medios son altamente disponibles el hecho de que un radioenlace pueda requerir adecuar su capacidad para poder asegurar el tránsito de datos con el nivel de disponibilidad requerido puede considerarse una desventaja frente a la máxima disponibilidad y constante capacidad de la fibra óptica. Con un adecuado diseño en el que se tomen las medidas de protección adecuadas (fade margin óptimamente ajustado, antenas con la ganancia necesaria,…) y en el que se apliquen las configuraciones de redundancia necesarias la disponibilidad se asemeja mucho, pero siguen quedando por debajo de ese 100% que sólo un gruista con mala vista puede cambiar en una fibra óptica. Podemos concluir por lo tanto que FIBRA ÓPTICA WINS

Fuente: Telecomunicaciones: Experiencias y Actualidad

"Formulario de Contacto NUNSYS"
 

Deja un comentario